¡Déjenme tener un dólar!

¡Déjenme tener un dólar!

6 noviembre 2012 No Comments »

El otro día estaba en el teléfono comunicándome con un cliente para tratar sobre una factura pendiente. El representante de la empresa me hizo esta pregunta, ¿cuentas por pagar o por cobrar? Me quedé perplejo… ¿a quién buscaba exactamente? ¿Debo comunicarme con mi contacto y preguntárselo? ¿Le voy a parecer poco inteligente? Hice como que la comunicación se interrumpía y colgué. Quedé perturbado, así que profundicemos en esto un poco.

Digamos que la Empresa A vende mercadería a la Empresa B a crédito. Quizás la factura indique que el monto vencerá en 30 días. La Empresa A registrará una venta y también una cuenta por cobrar. La Empresa B registrará una compra, tal vez en el inventario, y una cuenta por pagar.
Este ejemplo me recuerda un viejo dicho: “La moneda tiene siempre dos caras”. En contabilidad esperamos encontrar simetría. La Empresa A tiene una venta y una cuenta por cobrar; la Empresa B tiene una compra y una cuenta por pagar. La principal diferencia es que una recibe el dinero y la otra lo gasta.
Las cuentas por pagar registran las facturas o deudas en las que una empresa incurre, y las paga de conformidad. Las cuentas por cobrar registran el dinero que se le debe a la empresa.

Agreguemos lo siguiente:
•    Las cuentas por cobrar son un activo y las cuentas por pagar son un pasivo en una organización.
•    Las cuentas por cobrar son los deudores y las cuentas por pagar son los acreedores.
•    Las cuentas por cobrar de una organización son las cuentas por pagar de otra.

Al trabajar en la venta de traducciones es muy importante tener un registro de las cobranzas. Es aconsejable hacer que los clientes comprendan los términos que se le ofrecen para que puedan hacer sus pagos a tiempo.
Algunas veces los proyectos de traducción dependen del tiempo de entrega, por lo que es necesario que el cliente entienda que para poder hacerle una pronta entrega también es necesario que haga un pago en tiempo. Esto es clave a la hora de manejar clientes recurrentes que envían proyectos semanales.
Después de todo, este es su dinero.

 

(Traducido del original de Kurt M.)

 

No hay etiquetas para esta entrada.

Tags:

Leave a Reply