Algunos hechos interesantes sobre la traducción automática

Algunos hechos interesantes sobre la traducción automática

13 julio 2011 No Comments »

Antes de comenzar, me gustaría dar una breve definición de traducción automática, tal como se indica en el diccionario Webster: “Traducción automática, algunas veces abreviada TA (MT, por su sigla en inglés), es una parte de la lingüística computacional que investiga el uso del software de una computadora para traducir un texto o un discurso de un idioma a otro.”

Una de las primeras traducciones automáticas se realizó en 1954, en el llamado experimento IBM en Georgetown, donde más de sesenta oraciones en ruso fueron completamente traducidas al inglés de forma automática. El experimento fue un gran éxito para esa época; sin embargo, el problema se hizo más claro cuando el término ariete hidráulico (hydraulic ram) se tradujo como “cabra de agua” (water goat).
En 1959, IBM creó un software de TA llamado Mark I, y para 1963, ya se había desarrollado el Mark II, el cual proporcionaba traducciones palabra por palabra del ruso, a una tasa de unas 5,000 palabras por hora. En 1971 se desarrolló un software en la computadora IBM 360/67 que traducía entre 80,000 y 100,000 palabras de inglés a vietnamita, ¡por hora!

 

Hoy en día, existe una gran cantidad de programas de software en el mercado, que ofrecen traducción automática. Algunos de ellos funcionan en línea, como el sistema SYSTRAN que se utilizaba como motor para GOOGLE translate y Babel Fish de Altavista. GOOGLE había estado utilizando SYSTRAN durante varios años, cuando en el año 2007 se cambió al método de traducción estadística. CANDIDE de IBM fue el primer software estadístico de traducción automática.

Los humanos pueden traducir entre 1,500 y 3,000 palabras al día, mientras que un software de TA promedio puede traducir hasta 4,000 palabras por minuto. Además, un software de TA puede guardar documentos traducidos y reutilizar frases que ya hayan sido traducidas. Sin embargo, no existe ningún software de TA con un resultado que pueda calificarse como una traducción “perfecta”, y es por esto que seguimos dependiendo de los traductores humanos.

 

 

(Traducción del original de Sven O.)

 

No hay etiquetas para esta entrada.

Tags:

Leave a Reply