Qué es una equivocación

Qué es una equivocación

29 julio 2012 No Comments »

Una equivocación es un error o un desatino que no necesariamente se comete porque la persona sea tonta. Las equivocaciones pasan y le sucede hasta a las personas más inteligentes del planeta. Es más importante identificarla y corregirla.

Corrección de errores
Si se comete un error se debe corregir. En un mundo ideal no deberían ocurrir errores, pero en realidad debemos lidiar con ellos. Si comete un error, ¡corríjalo! Hágalo rápido, con una sonrisa y ofrezca una disculpa. Ya sea que un proyecto se atrase o que tenga problemas de calidad, corríjalo.
Su cliente comprenderá que hay un error. Si corrige el problema rápido y fácilmente, el cliente recordará todo lo que hizo por su proyecto.
Habrá ocasiones en las que no pueda corregir el problema, como sería el no cumplir con una fecha de entrega puntual. ¿Qué hacer entonces? Bueno, puede ofrecer un descuento para el siguiente proyecto o lo que pueda para salvar la relación con el cliente. Si es su primera equivocación, es seguro que el cliente lo comprenderá y seguirá trabajando con usted.
Si corrige rápidamente los problemas o realmente se esfuerza por hacerlo, sus clientes volverán una y otra vez. Ser organizado y comunicarse de forma clara con el departamento de producción realmente evitará muchas equivocaciones.
El mantenimiento preventivo es el mejor camino a seguir, pero de vez en cuando podría encontrar una piedra en el camino. Si eso sucede, corríjalo y siga adelante para ganar la lealtad del cliente.

Ayudar a los clientes a corregir errores
No seamos tan duros con nosotros mismos, los clientes también comenten errores. Si esto le pasa a su cliente, ayúdelo a corregirlo.
Los clientes podrían darle información errónea, un par de idiomas equivocado o el dialecto, la fecha de entrega, detalles clave de diseño, etc. Sin importar lo que esto cause, ayude al cliente a resolverlo. Aquí es donde su don de gentes entra en acción.
Explique lo que piensa sin señalar los errores del cliente. No haga que el cliente se sienta mal ni se comporte como que no es su problema.

El problema del cliente es su problema
Esta es su oportunidad para hacer más sólida la relación ya existente. Sugiera la forma de resolver el problema, los gastos en que incurrirán, el tiempo de entrega que será necesario y los detalles de producción.
Siempre se puede cobrarle por esto, pero recuerde que quiere mantenerlo como cliente.
RECUERDE, EL CLIENTE SIEMPRE TIENE LA RAZÓN.

 

(Traducido del original de Kurt M.)

 

No hay etiquetas para esta entrada.

Tags:

Leave a Reply