Mala traducción, poca venta

Mala traducción, poca venta

3 diciembre 2008 3 Comments »

El objetivo de cualquier empresa que fabrique algo o brinde un servicio es, justamente, vender sus productos o servicios. Para ello contratará creativos, especialistas en marketing, sociólogos y publicistas; realizará pruebas, estudios, análisis estadísticos, campañas publicitarias. Dólares y dólares invertidos en todo eso… ¿y por qué no se incluyen unos cuantos dólares para una traducción de calidad cuando se planea vender en el exterior? Aunque se trate de un negocio pequeño, ¿por qué no consultan a un experto cuando quieren publicitar su producto en otros idiomas? Del mismo modo, las áreas gubernamentales que deciden el diseño y la instalación de carteles bilingües para turistas: ¿por qué no consultan a un traductor? Una inversión que a la larga resultará ser un gasto insignificante comparado con la ganancia obtenida. Por suerte para nosotros, las empresas “inteligentes” lo entienden.

Hay varios sitios en Internet que recogen divertidos ejemplos de todos estos casos. Pero me parece que algunos de estos ejemplos, más que graciosos terminan siendo contraproducentes para las empresas (o el hotel, o el restaurante, ¡o el país!), llegando a afectar negativamente su imagen y significarles menos ventas… Aquí incluyo sólo unos pocos ejemplos.

¿Cuántos manuales de instrucciones han pasado por nuestras manos con “horrores” de traducción? Bueno, esta pistola para burbujas de jabón tenía un folleto, traducido del japonés al inglés, que decía: “WHILE SOLUTION IS NOT TOXIC IT WILL NOT MAKE CHILD EDIBLE” (Si bien la solución no es tóxica, no hará comestible al niño).

Tengo la certeza que las parejas que visitan Tokyo elegirán otros hoteles y no éste, que manifestaba en sus reglamentos: “GUESTS ARE REQUESTED NOT TO SMOKE OR DO OTHER DISGUSTING BEHAVIORS IN BED” (Se solicita a los pasajeros no fumar o realizar otros comportamientos repugnantes en la cama).

Un médico de Roma habrá observado con extrañeza la poca clientela femenina que tenía después de colocar su cartel: “SPECIALIST IN WOMEN AND OTHER DISEASES” (Especialista en mujeres y otras enfermedades).

Cuando General Motors presentó el Chevy Nova in el mercado sudamericano, no se dio cuenta de lo que “no va” significaba. Cuando finalmente entendieron por qué no estaban vendiendo autos, renombraron el automóvil Caribe para el mercado hispano.

Parker estaba publicitando una nueva lapicera a bolilla en México, y sus publicidades debían decir: “No goteará en su bolsillo y no lo avergonzará”, pero como la empresa había creído que la palabra “embarazar” era la traducción de “embarrass” (avergonzar), las publicidades decían: “No goteará en su bolsillo y no lo embarazará”.

El último ejemplo lo vi yo misma, en la ciudad de Buenos Aires. Un gran comercio de vinos, en una importante esquina, tiene un cartel en español sobre una de las calles y en inglés en el de la otra. En español se lee: “VINOS AÑEJOS – VINOS NUEVOS” y en inglés: “OLD WINES – ACTUAL WINES” (vinos añejos, vinos reales…) Seguramente no entenderán por qué la clientela sospecha de sus vinos añejos…

No hay etiquetas para esta entrada.

Tags:

3 Responses to “Mala traducción, poca venta”

Leave a Reply