¿Sus expectativas lo están desilusionando?

¿Sus expectativas lo están desilusionando?

8 noviembre 2013 No Comments »

boundary-spanner-illustation24-150x150¿Alguna vez se ha sentido decepcionado porque las cosas no salen bien? Alguna vez seguramente le pasó que no obtuvo el primer puesto en la competencia, esa chica especial no le prestó atención, no lo ascendieron en el trabajo, o tal vez ha perdido un cliente debido a factores que estaban fuera de su control.  Bueno, bienvenido al mundo real, un lugar donde los sentimientos de decepción son muy familiares cuando la realidad está lejos de ser lo que esperamos.  Si bien es innegable que tener altas expectativas a veces puede ser un gran motivador, muchas veces, cuando no se lleva en control, estas altas expectativas también nos pueden preparar para una gran decepción que afecta nuestra calidad de vida. Así que en definitiva, ¿qué es exactamente la relación entre la realidad, las expectativas y la decepción? El renombrado empresario  Chip Conley, resume esta emoción humana usando una fórmula matemática que se puede expresar como: “Decepción = Expectativas – Realidad.” La matemática es simple y parece ampliamente aplicable a prácticamente cualquier escenario, al moderar nuestras expectativas podemos replantear la manera de ver las cosas y evitando la te tendencia a decepcionarnos  y finalmente resultamos estar más contentos con las cartas que la realidad nos muestra.

En muchos sentidos, la Fórmula de Decepción se contradice con la mentalidad “más grande, mejor” de la sociedad moderna en la que vivimos, una sociedad que a menudo nos empuja a tener altas expectativas lo que a menudo nos provoca que perdamos de vista lo que es importante. Dicho esto, consideremos por un momento cómo una comprensión básica de esta forma de pensar  podría ayudarnos a todos a disfrutar de una vida más satisfactoria. Podríamos reforzar relaciones con los clientes, aprender a manejar mejor las situaciones difíciles y tomar mejores decisiones empresariales; todo gracias a seguir este sencilla ideología que nos permite ver el panorama completo y por lo tanto priorizar mejor.  Estas son algunas maneras de abordar este estilo de pensamiento: (1) tratar de poner la realidad cotidiana en perspectiva, por ejemplo, la próxima vez que algo no va como lo planeado preguntarse, ¿esto seguirá siendo importante en 5 ó 10 años? La mayoría de las veces usted encontrará probablemente que esto es el fin del mundo. (2) Otra manera de ayudar a mantener las cosas en perspectiva es empezar a  apreciar todas las pequeñas cosas que a menudo damos por sentado. (3) Por último, en los negocios para algunos es útil  cumplir con la filosofía de “prometer menos, hacer más” para ayudar a mejorar el manejo de las expectativas de los clientes, compañeros de trabajo, proveedores, etc.

No hay etiquetas para esta entrada.

Tags:

Leave a Reply