Spanish Translation US: Blog de traducciones » Blog Archive » Por qué soy traductora

Por qué soy traductora

7 Julio 2009 12 Comments »

 

Suena a una pregunta para hacerse en el ámbito de una terapia, o lo que uno grita con desesperación y auto-arrancamiento de pelos al darse cuenta de que se acaba el plazo para entregar un trabajo larguísimo al que ¡no llego!… a lo que seguiría algo así como “¡por qué no me dediqué a vendedora o panadera!” pero no. Mi idea hoy es compartir mis motivaciones para decidirme a trabajar de esto, a pesar de todo.

Y empiezo por el “a pesar de todo”… No nos entienden. Salvo los colegas, nadie, ni familiares ni amigos, ni mucho menos los clientes, ni aunque sean profesionales (es decir, gente que sabe lo que es estudiar durante años, matarse preparando exámenes y demás), pueden creer que se deban estudiar cinco años en cualquier universidad, y dar una veintena o treintena de exámenes finales para poder ejercer legalmente, y no entienden bien qué hacemos. La definición de “una especie de secretaria con diccionario” que escuché una vez vuelve a darme dolor de estómago. “Pero lo hacés en un ratito… le ponés los sellitos y ya está…” “Yo ya lo adelanté algo: sólo faltan esas fórmulas que tienen ustedes…” (juro que esta última frase me la dijo un casi cliente (porque nunca lo fue), profesional, un 30 de diciembre, que pretendía que le tradujera unas 6 carillas de un trabajo al que ya le había metido mano, y lo pretendía para el día siguiente (31 de diciembre, por si no se entendió). Le di un precio que no era exagerado, pero era alto, para justificar la emergencia en esa fecha: “Uh, no… ¡mi mujer me mata!”

Aunque nos resulte costoso, nunca tratamos de regatearle a un plomero el costo de su mano de obra. Nadie le cuestiona a un anestesista el honorario diferencial. A nadie se le ocurriría decir algo como “Mire, arquitecto, yo ya hice acá unos dibujitos, ¿ve? Usted sólo póngale las medidas, y esas cosas que ustedes saben… y ubíqueme la escalera, que eso no me salió.”

Yo empecé a estudiar inglés para entender las canciones, de los Beatles primero, de muchos más después. Y con los años decidí dedicarme a esto porque me parecía generosa y hasta solidaria, la tarea de ayudar a que  otros entendieran. Ser “puente” entre dos personas, o dos grupos, para que pudieran comunicarse, o conocer la gran obra de alguien que no hablaba su mismo idioma, me parecía maravilloso. Mi papá me preguntaba qué decía el actor y no habían subtitulado, y yo me sentía una heroína en el modesto ámbito familiar. Mi primera versión de una carta para mandar al extranjero a pedir unos libros… ayudaron a que el verdadero autor los obtuviera, con mi ayuda. Luego vinieron trabajos “oficiales” (pagados) de verter al inglés o al español artículos, manuales, libros de texto, sitios web, entrevistas, historias, recetas… y también actuaciones en vivo (, digo) de conferencias, entrevistas y reuniones muy serias (¡hasta llegar a hablar frente a 10.000 personas que no habrían entendido al orador sin mi participación!)

Los réditos, en estos veinte años de profesión, han sido grandes. No tanto en lo económico -dejemos el tema para otro artículo-, pero sí en la satisfacción de haber permitido que muchos cruzaran a la otra orilla y entendieran las palabras ajenas… Soy traductora por la necesidad que siempre tuve de entender, y por creer que puedo ayudar a otros a entender. De eso se trata.


12 Responses to “Por qué soy traductora”

  • Commented on 14 Octubre 2009 at 22:45

    ¡Hola, Laura!

    Sigo sorprendida al sentir que me leés la mente. Es verdad que nadie nos comprende cuando podemos llegar a dedicar una hora a encontrar la palabra justa. Cuando nos toca explicarle a un cliente que no somos “esa mina que sabe inglés” o una asistente que se subió al caballo. Que un “papelito” vale lo que cuesta porque estudiamos el idioma durante tantos o más años que cualquier profesional dedicó a su carrera. Y otros etcs., claro, que no impiden pensar que si volvemos a nacer nos encontraremos en esta dimensión.

    Te encontré en el blog del Club de traductores literarios. He traducido toneladas de textos por el no tan simple placer de ver que familia y amigos no tienen que privarse de leer cosas maravillosas por no saber inglés. Y definitivamente amo a los Beatles.

    Ojalá nos encontremos muchas veces por los senderos de la traducción.
    Un abrazo.
    Laura

  • Commented on 14 Octubre 2009 at 15:45

    ¡Hola, Laura!

    Sigo sorprendida al sentir que me leés la mente. Es verdad que nadie nos comprende cuando podemos llegar a dedicar una hora a encontrar la palabra justa. Cuando nos toca explicarle a un cliente que no somos “esa mina que sabe inglés” o una asistente que se subió al caballo. Que un “papelito” vale lo que cuesta porque estudiamos el idioma durante tantos o más años que cualquier profesional dedicó a su carrera. Y otros etcs., claro, que no impiden pensar que si volvemos a nacer nos encontraremos en esta dimensión.

    Te encontré en el blog del Club de traductores literarios. He traducido toneladas de textos por el no tan simple placer de ver que familia y amigos no tienen que privarse de leer cosas maravillosas por no saber inglés. Y definitivamente amo a los Beatles.

    Ojalá nos encontremos muchas veces por los senderos de la traducción.
    Un abrazo.
    Laura

  • Laura C
    Commented on 14 Octubre 2009 at 23:00

    Querida tocaya y colega:

    ¡Muchas gracias por tu sentido comentario!!! La verdad, en estos “senderos” uno encuentra gente muy interesante, además de esos que no entienden lo que nos cuesta -y nos gusta- esto.

    Te deseo muchos éxitos, y que sigamos encontrándonos.
    Un abrazo para vos.

    Otra Laura 😉

  • Laura C
    Commented on 14 Octubre 2009 at 16:00

    Querida tocaya y colega:

    ¡Muchas gracias por tu sentido comentario!!! La verdad, en estos “senderos” uno encuentra gente muy interesante, además de esos que no entienden lo que nos cuesta -y nos gusta- esto.

    Te deseo muchos éxitos, y que sigamos encontrándonos.
    Un abrazo para vos.

    Otra Laura 😉

  • Alice
    Commented on 29 Octubre 2009 at 18:41

    Hola Laura! También estudio la traducción, y un profesor me pide que traduzca tu artículo para mañana… Pero tengo un problema con “le ponés los sellitos y ya está…” no veo lo que son los sellitos, y he buscado pero no encuentro una buena traducción ?me podrías ayudar, por favor?
    Gracias
    Alice

  • Alice
    Commented on 29 Octubre 2009 at 11:41

    Hola Laura! También estudio la traducción, y un profesor me pide que traduzca tu artículo para mañana… Pero tengo un problema con “le ponés los sellitos y ya está…” no veo lo que son los sellitos, y he buscado pero no encuentro una buena traducción ?me podrías ayudar, por favor?
    Gracias
    Alice

  • Laura C
    Commented on 29 Octubre 2009 at 18:57

    Hola, Alice!
    ¡Gracias a tu profesor por leer mi artículo! Jaja.
    “Sellito” es el diminutivo de “sello” (DRAE: 3 y 4), algo despectivo en el texto: Sé que también los denominan “timbres” y “tampones” (te envío dos imágenes que pueden ayudarte: una de un sello estilo más antiguo (http://www.bancoimagenes.com/cd506/cd506f5_a.jpg), de goma y con madera, y otros modernos, automáticos (http://www.servisello.es/recursos/grupo.gif) ¿De dónde sos que no usan esa palabra (y qué otra usan)? Creo que podrías usar el verbo “stamp” (stamp a seal?) y el sustantivo “seal”… ¡Espero haberte ayudado!
    Nos vemos,
    Laura

  • Laura C
    Commented on 29 Octubre 2009 at 11:57

    Hola, Alice!
    ¡Gracias a tu profesor por leer mi artículo! Jaja.
    “Sellito” es el diminutivo de “sello” (DRAE: 3 y 4), algo despectivo en el texto: Sé que también los denominan “timbres” y “tampones” (te envío dos imágenes que pueden ayudarte: una de un sello estilo más antiguo (http://www.bancoimagenes.com/cd506/cd506f5_a.jpg), de goma y con madera, y otros modernos, automáticos (http://www.servisello.es/recursos/grupo.gif) ¿De dónde sos que no usan esa palabra (y qué otra usan)? Creo que podrías usar el verbo “stamp” (stamp a seal?) y el sustantivo “seal”… ¡Espero haberte ayudado!
    Nos vemos,
    Laura

  • Jérôme
    Commented on 29 Octubre 2009 at 20:30

    Ay Alice, ¡ tu tampoco habias entendido !
    Muchas gracias por ayudarnos con tanta rapidez

  • Jérôme
    Commented on 29 Octubre 2009 at 13:30

    Ay Alice, ¡ tu tampoco habias entendido !
    Muchas gracias por ayudarnos con tanta rapidez

  • Sylviane
    Commented on 9 Noviembre 2009 at 13:58

    Muy pocos entendieron el sentido de “sellitos” y muy listos los que contactaron con Laura.
    Sylviane (la profesora)

  • Sylviane
    Commented on 9 Noviembre 2009 at 6:58

    Muy pocos entendieron el sentido de “sellitos” y muy listos los que contactaron con Laura.
    Sylviane (la profesora)