Spanish Translation US: Blog de traducciones » Blog Archive » Las malas palabras (parte I)

Las malas palabras (parte I)

6 enero 2009 1 Comment »

El escritor uruguayo Eduardo Galeano, en un texto denominado, precisamente, “Las malas palabras”, cuenta el caso de una niña que corría muy nerviosa por toda su casa hasta que tropieza y se cae, y en lugar de llorar, se enoja:

–¿Qué hace esta mierda acá?

La madre educó:
–Mijita, eso no se dice.
Y Ximena, desde el piso, curioseó:
–¿Para qué existen, mamá, las palabras que no se dicen?

Las malas palabras, puteadas, obscenidades, groserías, palabrotas o el lenguaje soez slang, swearing, cursing, taboo language o four-letter words, en inglés- son parte del lenguaje y constituyen una convención sociolíngüística. Cambian de significado de un país a otro, pueden considerarse malsonantes o inadecuadas en un país o una región pero no en otros. Generalmente nombran lo que en la sociedad es sagrado (religión, familia) o lo que se considera tabú o prohibido (sexo, partes del cuerpo, escatología), o se utilizan para exacerbar descripciones personales (insultos). Muchas veces parecen surgir de nosotros sin nuestro control, al martillarnos un dedo o patear una silla descalzos en la oscuridad…

El escritor argentino Roberto Fontanarrosa dijo que estas palabras “no son malas porque les peguen a otras ni porque sean de menor calidad”, pero hacen que al que las dice se lo considere “malhablado” o “bocasucia”, y mi bisabuela decía que “hablaba a lunares” quien tenía un lenguaje “subido de tono”. Al hablar o escribir, como autores, podemos eludir su uso recurriendo a eufemismos (una palabra o expresión políticamente aceptable o menos ofensiva que sustituye a otra considerada vulgar, de mal gusto o tabú, que puede ofender o sugerir algo no placentero al oyente). Pero al traducir algo que contiene slang, no podemos evadirnos: tendremos que encontrar una mala palabra de tono y significado similares, aunque no sea de nuestro gusto o acorde a nuestras costumbres utilizar esos términos. La búsqueda de la palabra o frase que coincida con la expresión a traducir puede no ser fácil, pero profesionalmente puede ser un interesante desafío. En Internet hay varios “diccionarios de slang”, y glosarios de malas palabras, incluso con aclaración de los países a los que pertenecen. No son exactos y podemos encontrar que no es cierto que en nuestro país o región  se use tal o cual expresión, pero algo es algo: en sitios más formales no las encontramos. También hay muchos blogs y foros que se han interesado en el tema e incluyen listas de equivalencias, y aunque las fuentes no sean demasiado académicas, en este tema tan ligado a lo cultural y social todos, aunque no seamos lingüistas, podemos aportar algo, porque todos las usamos, sabemos qué significan y cómo se usan, al menos en nuestro entorno.

No hay etiquetas para esta entrada.

Tags:

One Response to “Las malas palabras (parte I)”

  • GUSTAVO CERDA CORREA
    Commented on 28 octubre 2011 at 16:03

    DESEO SABER EL SIGNIFACADO DE : R.P.: , sigla que encabeza todas las recetas médicas.