Las lecciones de un nuevo gerente de ventas

Las lecciones de un nuevo gerente de ventas

17 junio 2012 No Comments »

Como una nueva incursión en la industria de la traducción, mis primeros dos meses en este trabajo como gerente de ventas me han enseñado una manera completamente distinta de ver las traducciones: desde las necesidades y expectativas de los distintos tipos de clientes, hasta las innovadoras formas en las que los gerentes de proyectos coordinan un proyecto entre traductores, editores, revisores y diseñadores.
Aunque podría escribir mucho sobre la variedad de información nueva en la que me encontré sumergido, me limitaré a resaltar solamente lo básico de lo que encuentro que son los aspectos más importantes a tener en cuenta cuando se habla con clientes: asegurarse que las expectativas sean claras y que todos los detalles se transmitan de forma correcta al equipo de producción.

Quizás el primer aspecto a mencionar que no es obvio, a menos que usted trabaje dentro de la industria de la traducción, es que no todos los clientes son iguales y que las diferencias entre ellos son enormes. Mientras que algunos son completamente nuevos en lo que respecta a las traducciones y les gustaría aprender más acerca del desarrollo del proceso, otros ya conocen hasta el último detalle con exactitud de lo que buscan, como el formato en el cual proporcionar el documento y todo lo relacionado con todo el proceso.
Es típico de estos últimos, como lo son los clientes recurrentes, que sepan exactamente qué tipo de documento enviar y qué tipo de resultados esperar, lo cual hace que las cosas se aceleren considerablemente y también logran que se obtenga un producto mucho mejor terminado.

¿Por qué centrarse en este aspecto meramente trivial antes que nada? La diferencia entre enviar el formato correcto y un documento sustituto, es algo primordial para el proceso de cotización desde el punto de vista del equipo de producción; desde el punto de vista del cliente, enviar el documento que sea más fácil de editar es simplemente una cuestión de precio: mientras menos editable es el documento, como un PDF escaneado, mayor será el costo en la mayoría de los casos. En este ejemplo, enviar un simple documento de Microsoft Word sería lo mejor. Esto conduce a un menor tiempo empleado en la parte de producción, y finalmente hace que el precio sea más accesible para el cliente.

Aunque esto parezca como algo sin mucha importancia, el tiempo que se emplea en enviar varias veces archivos no editables por correo electrónico, podría ganarse en otros aspectos. De todas maneras, como gerentes de ventas, no podemos esperar que los clientes sepan y conozcan todo acerca de la industria; me complace explicarles lo que recientemente aprendí con los clientes nuevos que realizan negocios con Trusted Translations.

 

(Traducido del original de federicob.)

 

No hay etiquetas para esta entrada.

Tags:

Leave a Reply