La relación entre calidad y tiempo

La relación entre calidad y tiempo

8 agosto 2011 No Comments »

A pesar de que el eterno dilema se centra en el equilibrio entre costo y calidad, la relación entre la calidad del resultado y la cantidad de tiempo utilizado en el procesamiento, es también un punto importante a discutir en cuanto a lo que se refiere a proyectos de traducción. Aunque parezca más obvio en ciertos casos que en otros, me gustaría exponer mi punto de vista al respecto.

Como personas que viven en un mundo moderno, vivimos de prisa, especialmente los estadounidenses. Los tiempos de entrega deben cumplirse, los proyectos deben realizarse y las cosas deben completarse de forma correcta y a tiempo.
Mientras la calidad y la eficiencia son siempre la clave y son elementos deseados para realizar proyectos, está claro que la cantidad de tiempo que se use para hacer un proyecto de traducción, tiene relación directa con la calidad del resultado. Si se tienen cinco horas para prepararse para un examen, es posible que se obtenga una nota mejor que si sólo se tienen 30 minutos. Esta analogía obvia es verdadera en la mayoría de casos de cualquier tema, incluso en las traducciones.

Ahora que las traducciones automáticas (TA), que están en aumento de popularidad, parecen ser eficientes en cuanto al tiempo y producen resultados rápidos, a menudo dan lugar a errores en la traducción. Este método de traducción es a veces lo que una persona necesita para obtener lo esencial del contenido. Con una simple revisión humana (post-edición), para verificar si existen errores importantes y si hay una comprensión básica, un documento pequeño se puede traducir en cuestión de horas.
Esta es una gran opción para aquellos que trabajan con una fecha de entrega ajustada y para quienes no usan este texto para entregarlo directamente al cliente.

Sin embargo, muy a menudo la calidad es la principal prioridad. Mientras más tiempo pase un traductor humano trabajando en un proyecto, mejor será el resultado. Permitir un tiempo suficiente es importante, si es posible. El traductor humano promedio puede traducir entre 2,000 y 2,500 palabras al día. Después de la traducción es importante que el documento o proyecto pase por varios pasos para pulirlo.
Para alcanzar los más altos estándares de calidad, Trusted Translations realiza tres pasos: traducción, edición y revisión. El editor promedio puede editar hasta 5,000 palabras por día, y el revisor promedio hasta 10,000 palabras por día.
Es importante que el documento pase por el proceso de los tres pasos para asegurar que haya una consistencia en el mismo; y si la calidad es una prioridad, es esencial realizar este proceso de tres pasos.

Con frecuencia, cuando las agencias de traducción trabajan con tiempos de entrega muy ajustados, el proceso de traducción se divide entre varios traductores y luego se divide a su vez entre múltiples editores y revisores.
Como se podrán imaginar, no todos traducen de la misma forma. Esto a menudo resulta en inconsistencias, lo cual puede afectar a la calidad del documento en general. Si una compañía de traducción cuenta con suficiente tiempo por adelantado para planificar y asigna a suficientes traductores, una menor cantidad de editores y un solo revisor, idealmente, la cohesión será muchísimo mayor que si los tres pasos se dividen en tantas personas.

Como era de esperarse, el tiempo tiene una fuerte correlación e impacto sobre el nivel de calidad. Sin embargo, esto no indica que los proyectos urgentes se hagan mal o que las buenas traducciones no se puedan hacer de forma rápida, simplemente digo que cuando es posible dedicarle más tiempo a un proyecto, es de beneficio para las dos partes.

 

(Traducido del original de John LM)

No hay etiquetas para esta entrada.

Tags:

Leave a Reply