Cuando una palabra no aparece en el diccionario

Cuando una palabra no aparece en el diccionario

2 septiembre 2009 14 Comments »

No hablo de una en particular. Me refiero a esa palabra que, en medio de una traducción, nos frena y no nos permite avanzar. Les cuento un caso puntual de mi experiencia reciente. La palabra era “derailers”. En los diccionarios bilingües sólo estaba “derail: descarrilar”, en algunos agregaba “desbaratar” o algo similar como segunda opción. En los monolingües explicaban lo mismo sobre el tren saliéndose del carril… y nada más. Nada que no hubiera deducido incluso antes de consultar diccionario alguno.

Opté por otros recursos: la web, los colegas (uno local, uno angloparlante)… mismos resultados. Pero mi texto era de ventas y era claro que el tren no tenía cabida, ni por su vía ni descarrilado, en un seminario de capacitación de vendedores.

Se me ocurrió un enfoque diferente: consultar a una amiga, Licenciada en Administración. No era el tema exacto, pero no sería la primera vez que alguien con una visión y una formación diferente, no está entrenado en traducir, tiene una idea que no se nos ocurrió. Porque acá la cosa era encontrar una expresión nueva para expresar lo que decía el original sobre “derailers” que podían frustrar una venta, y que no figuraba en los diccionarios con ese uso.

Recordé entonces mis lecturas sobre pensamiento lateral. Si no han leído al respecto, se los recomiendo [De Bono, E. (1968). New think; the use of lateral thinking in the generation of new ideas. New York: Basic Books. Hay varios otros]. Básicamente, pensar “lateralmente” es salirse del esquema lineal de pensamiento e intentar un enfoque que no va en línea recta, o de abajo hacia arriba, o de principio a fin. El pensamiento lateral mira el tema desde un ángulo diferente, desde un detalle, desde lo opuesto, y de ahí sale en busca de la respuesta.
Mi “lateralidad” aquí fue pensar: si yo estuviera redactando el texto, ¿qué querría decir? Ya les dije a los vendedores las cosas que recomiendo hacer y decir. Los “derrailers” son las cosas que no tienen que hacer ni decir, las frases que no conviene usar, las acciones que “descarrilarían” la venta, que van en contra de mi propósito (es decir, vender)… y en ese instante se hizo la luz, y apareció la frase ante mis ojos como en un letrero luminoso… “contraproducentes”. Le agregué “acciones” para completar y quedé satisfecha con la frase.

En ese momento entró mi amiga del balcón, adonde había ido pensar (cigarrillo en mano), para sugerir… ¡la misma palabra!

No hay etiquetas para esta entrada.

Tags:

14 Responses to “Cuando una palabra no aparece en el diccionario”

  • PIM
    Commented on 2 septiembre 2009 at 18:44

    Como La licenciada en Administracion, dejo constancia de que en las clases de Comercializacion de la UBA materia que es obligatoria para los licenciados en Administracion y optativa para los Contadores Publicos, el texto de 6 sombreros para pensar de Edward De Bono es de suma utilidad a los fines de que los alumnos traten de buscar alternativas viables a la hora de analizar una estrategia de marketing de una empresa determinada.
    Muchas veces es necesario abstraerse de la realidad por unos minutos para poder luego, abordarla de una manera diferente con nuevas y frescas ideas.
    Muy interesante!

  • PIM
    Commented on 2 septiembre 2009 at 11:44

    Como La licenciada en Administracion, dejo constancia de que en las clases de Comercializacion de la UBA materia que es obligatoria para los licenciados en Administracion y optativa para los Contadores Publicos, el texto de 6 sombreros para pensar de Edward De Bono es de suma utilidad a los fines de que los alumnos traten de buscar alternativas viables a la hora de analizar una estrategia de marketing de una empresa determinada.
    Muchas veces es necesario abstraerse de la realidad por unos minutos para poder luego, abordarla de una manera diferente con nuevas y frescas ideas.
    Muy interesante!

  • Commented on 3 septiembre 2009 at 14:26

    Encontré "el otro sentido" de "derail" como "to send something off course, or to go off course" y como sinónimos, "disrupt, upset, wreck, ruin, spoil, overturn, unsettle, disorganize, interfere, dislocate, disturb, derange, disorder", así que tu opción, perfecta. En suma, son cosas que pueden echar a perder la venta. Mil gracias por compartir, y sobre todo por el dato de "pensamiento lateral". Un abrazo, desde Montevide

  • Commented on 3 septiembre 2009 at 18:26

    Encontré "el otro sentido" de "derail" como "to send something off course, or to go off course" y como sinónimos, "disrupt, upset, wreck, ruin, spoil, overturn, unsettle, disorganize, interfere, dislocate, disturb, derange, disorder", así que tu opción, perfecta. En suma, son cosas que pueden echar a perder la venta. Mil gracias por compartir, y sobre todo por el dato de "pensamiento lateral". Un abrazo, desde Montevideo…..

  • Commented on 3 septiembre 2009 at 18:26

    Encontré "el otro sentido" de "derail" como "to send something off course, or to go off course" y como sinónimos, "disrupt, upset, wreck, ruin, spoil, overturn, unsettle, disorganize, interfere, dislocate, disturb, derange, disorder", así que tu opción, perfecta. En suma, son cosas que pueden echar a perder la venta. Mil gracias por compartir, y sobre todo por el dato de "pensamiento lateral". Un abrazo, desde Montevideo…..

  • Gisela Diaz
    Commented on 4 septiembre 2009 at 2:51

    Excelente blog. Disfrute mucho esta nota sobre “cuando una palabra no aparece en el diccionario”

  • Gisela Diaz
    Commented on 3 septiembre 2009 at 19:51

    Excelente blog. Disfrute mucho esta nota sobre “cuando una palabra no aparece en el diccionario”

  • Joaquin Zuniga
    Commented on 7 septiembre 2009 at 16:39

    Laura, gracias por el blog. Cierto que en muchas ocasiones tenemos que ir a buscar la mejor opción fuera de un diccionario y cerca del contexto o la mente del autor, su época, sus entornos y su país de origen para tratar de comprender su intención literaria. Es bueno saber que existe gente profesional como tú, que va más allá, mi trabajo es igual, investigación y análisis que ayuden a mis textos traducidos.

    Saludos

  • Joaquin Zuniga
    Commented on 7 septiembre 2009 at 9:39

    Laura, gracias por el blog. Cierto que en muchas ocasiones tenemos que ir a buscar la mejor opción fuera de un diccionario y cerca del contexto o la mente del autor, su época, sus entornos y su país de origen para tratar de comprender su intención literaria. Es bueno saber que existe gente profesional como tú, que va más allá, mi trabajo es igual, investigación y análisis que ayuden a mis textos traducidos.

    Saludos

  • Laura C
    Commented on 7 septiembre 2009 at 16:45

    Gracias a vos, Joaquín, por tu comentario!

  • Laura C
    Commented on 7 septiembre 2009 at 9:45

    Gracias a vos, Joaquín, por tu comentario!

  • Laura C
    Commented on 7 septiembre 2009 at 16:46

    Muchas gracias, Gisela! Volvé cuando quieras. Ja ja…

  • Laura C
    Commented on 7 septiembre 2009 at 9:46

    Muchas gracias, Gisela! Volvé cuando quieras. Ja ja…

  • Matías C
    Commented on 30 abril 2011 at 15:12

    Me entretuve leyendo tu entrada! La encontre buscando una traducción para la misma palabra; “derailers”… y he de decir, como fan de las bicicletas, que esta palabra se usa para llamar a un pequeño accesorio que permite cambiar de marcha al mover la cadena de la bicicleta. La traduccion en ese contexto quedaria algo asi como “descarrilador” 😀

    Que estes muy bien!

Leave a Reply